Show simple item record

dc.contributor.advisorPerinat Maceres, Adolfospa
dc.contributor.authorHernández Encuentra, Eulàliaspa
dc.contributor.otherUniversitat Autònoma de Barcelona. Departament de Psicologia de l'Educació;spa
dc.date.issued1994spa
dc.identifier.citationp. 413-440, Ref. 325spa
dc.identifier.isbn84-490-0176-5spa
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/11162/17464
dc.description.abstractEstudiar los inicios de la función simbólica a partir de la observación de la actividad manipulativa de los niños, profundizando en como se delimita el entorno de un tema de actividad y la exportación de elementos a otros entornos en la construcción del símbolo.. 3 niños y 3 niñas observados desde los 9 meses de edad hasta los 30 meses, con unos perfiles de desarrollo armónicos y de nivel cultural medio-alto.. Desarrolla un marco teórico sobre la función simbólica del niño en el cual incluye una propuesta propia sobre el proceso y los condicionantes en la construcción del símbolo y de la actividad simbólica. Realiza un trabajo empírico basado en la filmación, observación y codificación de 11 sesiones de juego de seis niños a lo largo de 20 meses. Las sesiones constan de: juego solitario, juego con la madre, juego con la monitora y juego solitario. Realiza un análisis cualitativo, comparativo y evolutivo de los datos.. Material de juego: material no figurativo, material didáctico, material figurativo y juegos tradicionales. Escala Brunet-Lézine. Equipo de video.. Sistema de categorias, diagramas de barras, tablas de distribución de datos.. Niño: con la edad disminuye el número de actividades diferentes. Los 20-21 meses son una edad de cambio cualitativo, el niño sugiere o demanda acciones del adulto, no busca una ayuda, sino el reconocimiento de su actividad. No marca el inicio o final de la acción pero lo apuntala. Otorga significado a la acción. Mantiene una noción de lo que constituye un entorno significador. Adulto: sacrifica parte del valor significador del reconocimiento de la actividad del niño para dotarle de un tono más relacional y subjetivo. En los momentos de actividad compartida es donde surgen episodios simbólicos. Aunque el niño pueda seguirlo viene promovido y conducido fundamentalmente por el adulto.. Se ha descubierto en el niño una progresión hacia el funcionamiento simbólico, encontrando episodios de juego simbólico estricto hasta los 26 meses, por tanto es necesario matizar la definición de juego simbólico: éste implica una capacidad de dirigir la propia actitud delante de las cosas y de poderlas valorar segun diferentes conjuntos de parámetros..spa
dc.format.extent510 p.spa
dc.format.mediumLibrospa
dc.language.isocatspa
dc.publisherBellaterra : Publicacions de la Universitat Autònoma de Barcelona., 1994spa
dc.rightsCuando no se especifique otra condición, los documentos incorporados a Redined a texto completo, se hallan bajo las condiciones de uso de sólo lectura y únicamente podrán ser citados con reconocimiento del autor(es). Para cualquier otro uso, deberá solicitarse el permiso del autor (es)spa
dc.subjectobservaciónspa
dc.subjectestudio de casosspa
dc.subjectanálisis cualitativospa
dc.subjectdesarrollo cognitivospa
dc.subjectdesarrollo del niñospa
dc.subjectpsicología evolutivaspa
dc.subjectinteracciónspa
dc.subjectjuegospa
dc.subjectrelación niño-adultospa
dc.subjectconductaspa
dc.subjectniño de primera infanciaspa
dc.titleEl joc com a marc d'emergència dels primers símbols. 'El juego como marco de emergencia de los primeros símbolos'spa
dc.typeTesis doctoralspa
dc.audienceProfesoradospa
dc.bbddInvestigacionesspa
dc.date.provenance1990-05-01T10:10:10spa
dc.description.paisESPspa
dc.educationLevelEducación Superiorspa


Files in this item

FilesSizeFormatView

There are no files associated with this item.

    Show simple item record